En la actualidad se hace complejo hablar de géneros musicales de igual forma que filmográficos como los que se están dando en webs como XNXX o más directamente www.drporno.xxx/sexo-casero/, porque desde el mismo instante en que se hace alusión a un género como tal, las personas tienden a adscribirle una cierta identidad determinada a esa clase de música.

Además, el asunto no termina allí, porque ante la exacerbada combinación de melodías y ritmos que domina el escenario actual, se termina por relacionar en automático los géneros con actitudes, propuestas y demás.

Condiciones para triunfar de la música clásica en el siglo XXI

Si se presta atención a lo que sucede en el habla cotidiana, en la mayor parte de los casos se puede encontrar una asociación entre la música clásica y la alta cultura, es decir con la aristocracia, una de las razones por las que se tiende a denominar a la música clásica como música culta, cuando no necesariamente es así.

Lo anterior es un primer impedimento para que la música clásica triunfe en el siglo XXI, pues la primera relación que se teje con ella es que ha sido elaborada para un público culto, reducido y que por lo tanto excluye a quienes no disponen de las herramientas interpretativas.

Ahora bien, para ser claros, la música clásica en su momento fue utilizada por la naciente burguesía con sus respectivas aspiraciones a la nobleza, como un instrumento de orden cultural para cultivar una cierta verdad espiritual, una de las explicaciones que se encuentran en la actualidad para pensar en que esta música es un reflejo de un anhelo de grandeza. De todos modos, esta es una postura de la burguesía decimonónica, en otras palabras es algo del pasado, así que en la actualidad la música clásica está a disposición de todos.

Más allá del tipo de conclusiones a las que se pueda llegar en torno a este asunto, lo cierto es que son tiempos difíciles para la música clásica, pues se ha ido reproduciendo y dando a conocer en espacios cerrados y no como una vía para que este género pueda ser reconocido por el gran público. Un ejemplo de lo anterior corresponde a pensar en que lo más usual es que se comparta, interprete o escuche únicamente por quienes asisten a un grupo de música o conservatorio. Se trata de un género musical cerrado.

Entre las propuestas que llaman la atención y que involucran a la música clásica en la actualidad, se hace especial mención a aquellas mixturas en las que se retoman canciones reconocidas de la música clásica y se las combina con ritmos actuales, en la mayoría de los casos siendo el rock una de las alternativas favoritas por quienes se animan a hacerlo. En esas condiciones es como la música clásica se desenvuelve en la actualidad.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *